Cómo ser youtuber y no morir en el intento

Cómo ser Youtuber

Si hace unas décadas los adolescentes idolatraban a iconos del pop, referentes deportivos o famosos actores, hoy en día el mayor pedazo del pastel de la popularidad del siglo XXI se lo llevan los youtubers. Si estás pensando en convertirte en uno de ellos, te contamos todo lo que necesitas.

Mamá, de mayor quiero ser youtuber”es una frase que no se debe escuchar precisamente poco en muchos hogares del mundo en la actualidad. Y es que en las tabletas, dispositivos móviles y ordenadores portátiles de niños y adolescentes se reproducen a diario en España y Latinoamérica millones de vídeos de El Rubius, AuronPlay, YellowMellow, Dulceida y un sinfín de nombres clave de la denominada cultura youtuber. 

Pero, ¿te has preguntado alguna vez cómo han llegado hasta allí estas figuras mainstream de la cultura audiovisual que consiguen enganchar a millones de personas con sus vídeos sobre gaming, moda, humor, consejos o simplemente, relatando su vida cotidiana enfrente de una cámara, logran mensualmente un volumen estratosférico de visitas, llenan teatros con sus shows e incluso publican libros que son todo un éxito de ventas?

Como en todo en esta vida no existe una fórmula infalible, pero si una serie de pasos mínimos que debes cumplir para comenzar tu aventura como youtuber. Al principio, tendrás que ir logrando visitas y suscriptores de manera paulatina y sin desesperarte, apostando por la constancia y unos contenidos divertidos, frescos y originales que tengan tu sello propio.

Analizando los casos más populares, lo que debes tener claro es que para ser youtuber, monetizar tus contenidos y alcanzar una base decente de seguidores de calidad con el transcurso del tiempo, no es suficiente con subir vídeos a secas. Talento, conocimientos técnicos, un poco de chispa y habilidad para dirigirte a tu target son algunas de las cualidades esenciales de las que hablaremos a continuación.

¿Qué necesito para convertirme en youtuber?

  • Una buena cámara y conocimientos de edición: No empieces una aventura en Youtube sin conocimientos técnicos o el resultado podría ser pobre, mal valorado y motivo de mofa por parte de los usuarios que te sigan. Es importante que tengas una cámara decente y nociones de edición audiovisual -o delegar esta tarea en una persona experta en este tema-, ya que un vídeo de Youtube precisa ingredientes visuales que enganchen a la audiencia como efectos, filtros, stickers o fundidos. A día de hoy existen numerosas herramientas de storytelling y narración visual gratuitas a tu disposición.
  • Un espacio para grabar: Puede que quieras hacerte gamer, youtuber de viajes o simplemente, tu plan sea hacer dailys -vídeos diarios relatando experiencias y aventuras cotidiana-, pero es importante que prepares el espacio de grabación, busques unas buenas condiciones lumínicas y hagas desaparecer de la pantalla todos los aspectos que entorpezcan la calidad del vídeo -una habitación desordenada, un mal encuadre o escasa iluminación otorgan un resultado cutre y deslucido-.
  • ¿Qué tema quieres tratar?: La improvisación es buena en algunas áreas creativas, pero si quieres ser youtuber debes planificar de forma exhaustiva los contenidos que quieres tratar, circunscribirte a una o varias áreas concretas e intentar triunfar con ellos, conectando con tu público.
  • ¡A estudiar y practicar!: Dedica un tiempo a investigar y profundizar en la temática elegida. No puedes ser un buen gamer si desconoces las últimas novedades de videojuegos que llegan al mercado, ni youtuber de moda si no ahondas en las tendencias más recientes. Si has decidido ser un youtuber didáctico y hablar sobre política, series de televisión, cine, feminismo, historia o literatura, deberás transformar los conocimientos previamente adquiridos y trabajados en un discurso entretenido que aporte valor a tu público. Es muy recomendado usar Youtube como usuario antes que como creador para comprender mejor su funcionamiento.
  • Radiografía a tu público: ¿A quién te diriges? No es lo mismo hacer bromas telefónicas o experimentos para chavales de doce años que analizar la última temporada de Juego de Tronos para adultos o tener un canal orientado las recetas culinarias, al cuidado de los niños o a la realización de manualidades o acciones de bricolaje. La edad, las características demográficas y socioculturales, los gustos estéticos y las principales aficiones de tu público son pautas muy importantes que debes determinar de antemano.
  • Define tu personaje: De los rasgos de tu target depende la construcción de un tono y un lenguaje -lo que en literatura se consideraría la voz del autor- orientado a lograr cercanía y conexión con ese público objetivo. Para triunfar es importante que logres hacerte a ti mismo, construyendo un personaje a tu medida -por muy natural que seas, no serás la misma persona que en tu vida privada, sino un producto cultural que busca mercantilizarse ofreciendo contenidos interesantes-.
  • Diseña tu cabecera y tu logotipo: Como una empresa, debes tener una imagen corporativa llamativa y que se convierta en una constante a lo largo de tus vídeos. Quién sabe, quizás en un futuro esté impresa en camisetas y otros artículos de merchandising.
  • Ten un calendario de contenidos: Al igual que cualquier blogger famoso o plataforma de marketing de contenidos de una empresa, es muy importante que marques los días y horarios de tus publicaciones, ya que cuando estas se viralicen tus seguidores esperarán ese momento para consumir tus contenidos. Puedes empezar apostando por subir dos vídeos de carácter semanal y en días alternos -lunes y miércoles, por ejemplo-. Planifica de antemano tus próximos tres o cuatro vídeos para no quedarte sin ideas.
  • Constancia+originalidad: No incumplas el calendario previsto, recurre al brainstorming y otras técnicas creativas para planificar tus siguientes apariciones en Youtube y sobre todo, apuesta por la originalidad -hay algunos temas más manidos que otros-, sin copiar el estilo de edición ni la forma de hablar de otros iconos de la plataforma y llamando la atención con títulos explícitos, frescos y atractivos para la audiencia.
  • Escucha a tu comunidad: Es muy importante que interactues con tus seguidores, escuches sus quejas, sugerencias y propuestas en torno a tus contenidos, y solicites su participación y su feedback a través de llamadas a la acción al final del vídeo -¿qué opinan de tu última compra?, ¿han vivido una experiencia similar a la tuya?, ¿qué es lo más divertido que les ha sucedido en una comida familiar?-. Como en los restaurantes, el cliente siempre tiene la razón. 
  • Utiliza Youtube Analytics para medir tu éxito: Aprende sobre esta herramienta en el siguiente enlace. Con ella puedes supervisar el rendimiento del canal y los vídeos mediante métricas e informes actualizados. Hay una enorme cantidad de datos disponibles repartidos en diferentes informes, como el de tiempo de visualización, las fuentes de tráfico o los datos demográficos, que te ayudarán a mejorar constantemente.
  • Posiciona tus vídeos para SEO: Incluye palabras clave en los títulos y descripciones de tus vídeos para contribuir a que sean encontrados antes que el resto. En este artículo te proporcionamos una completa guía para optimizar este aspecto y ganar considerablemente en número de visitas gracias a un buen posicionamiento. Utiliza el Keyword Planner de Google para encontrar las palabras clave más apropiadas, junto al buscador de Youtube.
  • Difunde tus vídeos mediante otros canales sociales: Especialmente durante la fase inicial del lanzamiento de tu canal, la promoción a través de todas las herramientas posibles de marketing es imprescindible. Crea una sólida estrategia de Social Mediagenera hype en redes antes de subir un vídeo y completa con un blog o newsletter tus contenidos.
  • Busca partners y monetiza tus contenidos: Una vez hayas conseguido una base de seguidores considerable podrás buscar patrocinadores y marcas que te envíen gratis  productos que testar -como en el caso de videojuegos, marcas de alimentación, drones, tecnología, juguetes, etc- o que publicitar -sin pasarte, ya que los contenidos puramente narrativos o didácticos siempre deben tener una proporción mucho mayor a los comerciales-, suscribirte a un programa de afiliados o, la opción más recurrente, monetizar tu contenido a través del Programa de Partners de Youtube, con cuatro pasos básicos:
    • Habilitar la monetización en tu canal
    • Vincular el canal a una cuenta de AdSense
    • Consultar los criterios para los vídeos y los formatos de anuncio
    • Monetizar los vídeos con anuncios

¡Disfruta de la experiencia!: Ser youtuber puede convertirse en una experiencia genial para mostrar al mundo tu valía, tu encanto, tu valor, tus dones humorísticos, tu gusto para la moda, tus habilidades con los videojuegos, tu capacidad para analizar series o libros, explicar teorías o hacer que tusexperiencias resulten valiosas y útiles para otras personas. 

Fuente: Ticbeat

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*